Cuidado del recién nacido: 7 recomendaciones a tener en cuenta

familias monoparentales y sus ayudas
Familias monoparentales: qué ayudas hay para ti
3 julio, 2020
Director de la escuela infantil muestra el certificado Espacio Controlado Covid-19
Pizquito, un Espacio Controlado COVID-19
15 julio, 2020

Cuando es el momento de llevar a tu recién nacido a casa, comienzan las primeras dudas acerca de su cuidado. Muchos padres primerizos suelen tener inseguridad en diferentes aspectos, preguntándose si harán bien las cosas. La primera impresión es que el pequeño es un ser indefenso, lo cual es cierto. Pero, no te preocupes, porque vamos a darte 7 recomendaciones para facilitarte los cuidados de tu bebé.

Los 7 consejos para el cuidado de tu bebé

No tener la seguridad de cómo atender a tu pequeño recién llegado a casa es algo muy normal que sucede a todos los padres primerizos. Por suerte, estamos aquí para ayudarte, recomendándote las 7 cosas que debes tener en cuenta durante los primeros meses de tu hijo recién nacido en el hogar.

1. Realiza un especial cuidado al cordón umbilical

Debes cuidar el cordón umbilical con mucha precaución. No tiene por qué producirte intranquilidad, ya que es un proceso normal y, al final, termina cayéndose solo en cuestión de tres a doce días.

Te recomendamos que laves la zona exclusivamente con agua y jabón. Aprovecha este momento de higiene durante su baño. No utilices ningún producto sanitario, a menos que lo haya indicado el pediatra.

Una vez lavada el área, deberás aplicar una gasa con alcohol de 70 grados. Cuando se caiga el cordón umbilical, para ayudar a su correcta cicatrización, deberás seguir con el mismo proceso, al menos, cuatro días más.

En caso de que observes un enrojecimiento o mal olor en la zona, consulta al pediatra.

2. Baña a tu pequeño diariamente

Puedes bañar a tu bebé cada dos días, si lo prefieres, con el fin de evitar el reseco de su piel y la eliminación de las bacterias naturales que, de alguna forma, fortalecen nuestro sistema inmunitario.

Para calcular la temperatura del agua, usa un termómetro especial. Debe estar a 36 ºC aproximadamente, para que el peque mantenga su calor corporal. Ten en cuenta que no debe prolongarse mucho el baño para que el agua no termine enfriándose.

Usa un jabón especial para bebés, de pH neutro, así como un champú hipoalergénico. Adquiérelos en farmacias. Vigila que no haya corrientes de aire cercanas, ya que esos cambios bruscos de temperatura afectarían a la salud del pequeño.

3. Su habitación debe estar perfectamente adaptada

Durante los meses de lactancia te recomendamos que tu hijo duerma con sus padres, en la misma habitación. Aunque lo tengas en una estancia aparte, recuerda que debes vigilar la temperatura media, que no se aleje de los 20 ºC. La habitación debe permanecer tranquila para favorecer su descanso. Lo mejor es evitar aparatos eléctricos cercanos, incluidos los teléfonos móviles, que a cualquier persona pueden afectar por la emisión de ondas electromagnéticas.

4. Cuida su postura a la hora de dormir

La cuna de tu pequeño, durante sus horas de sueño, debe estar libre de juguetes. Te aconsejamos que busques un colchón con firmeza. Tampoco debes optar por almohadas.

Aunque es importante que esté bien abrigado, intenta no exagerar y mantener su cabecita libre de cualquier prenda o abrigo. La postura más adecuada para dormir es boca arriba, para que no se obstruya su respiración.

5. El cambio de pañal debe hacerse de forma meticulosa

Siempre que puedas cambiarle el pañal después de haber hecho pipí, cámbiaselo. Obviamente, tras sus deposiciones será necesario ponerle un pañal nuevo.

El agua y el jabón son los mejores aliados para realizar una higiene correcta. Las toallitas para bebé son una opción apropiada. Recuerda empezar por los genitales y terminar en la zona del ano. Si haces la limpieza en la dirección opuesta, corres el riesgo de que tu bebé coja una infección que le afecte a los riñones, ya que en el ano se generan bacterias que pueden afectar a su sistema urinario.

6. La ropita de tu bebé será cómoda y apropiada al clima

Es cierto que a los bebés hay que tenerlos bien abrigados, porque su calor corporal es distinto al nuestro. Pero tampoco debes exagerar. Usa siempre prendas de algodón; otro tejido podría irritar su piel sensible. Deben quedarle holgadas y, al mismo tiempo, permitirle moverse fácilmente.

Cuando le laves su ropita, prescinde del suavizante, porque provocaría alergias que debemos evitar. La misma recomendación debes tener en cuenta al lavar sus sábanas y cualquier prenda que vaya a estar en contacto con su piel.

7. Cuando lo saques a pasear debes prepararlo todo muy bien

Cada paseo debe estar perfectamente preparado. Lo ideal será portar una bolsa con todo lo que tu pequeño puede necesitar, desde un repuesto de pañal hasta los productos para la higiene de su culito.

La crema protectora es fundamental. Aunque debe tomar durante unos minutos el sol, evítale las temperaturas extremas durante el verano. No lo saques antes de la primera semana.

Tu recién nacido merece los mejores cuidados, por eso estas recomendaciones te serán de gran ayuda.

[IMPORTANTE: puedes matricular a tu pizquito en el curso 2020-2021. Plazas limitadas]

fuente imagen | pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *