“Antes de los dos años, cero pantallas”, por Catherine L’Ecuyer

Cruci, nuestra genial cocinera, se jubila y la despedimos con todo nuestro amor
29 septiembre, 2018
Pequeños trucos para ampliar el vocabulario del niño
8 octubre, 2018
Mostrar todo

La investigadora educativa canadiense Catherine L’Ecuyer se muestra especialmente preocupada por la relación entre la infancia y la tecnología. Admiradora de la pedagoga María Montessori, L’Ecuyer sostiene que en la educación hay que priorizar el descubrimiento y la invención.

“Antes de los dos años, cero pantallas”, por Catherine L’Ecuyer

En esta charla concedida al diario El País, Catherine L’Ecuyer, investigadora divulgadora y autora de varios libros como: “Educar en el asombro” y “Educar en la realidad”,  considera que “la mejor preparación para el mundo online es el mundo real”, un escenario en el que el rol de los profesores es clave: “Los maestros encienden la curiosidad con pasión, afecto, intuición y sensibilidad. No hay dispositivo electrónico que iguale eso” – explica.

¿Los padres debemos evitar el impulso de que los niños vean la televisión o jueguen con una tablet desde temprana edad?

“Los padres hemos de saber que esos dispositivos son altamente adictivos, porque introducen al niño en un círculo de recompensa a través de la producción de la hormona de la dopamina. Lo que ocurre ante la pantalla en esas edades tempranas en las que aún no se tienen todas esas cualidades desarrolladas como la templanza y la fortaleza, es fascinación. No es atención sostenida”, sostiene la investigadora.

¿Cuáles son los efectos de exponerse demasiado tiempo a una pantalla? ¿Cuáles son los efectos que genera?

“Pues los estudios citados por los principales… las principales asociaciones pediátricas, asocian la exposición a la pantalla en edades tempranas con adicciones, inatención, disminución en el vocabulario, impulsividad… entre otras cosas”, comenta.

“Por ese motivo, en el 2017, la Asociación Pediátrica Canadiense recomienda: antes de los dos años, cero pantalla y de los dos a los cinco años, menos de una hora al día. Y, añade, que han de ser contenidos, como es lógico, que están adecuados a la edad del niño. No tanto a nivel de contenido como del ritmo”, aclara.

Si quieres descubrir más apreciaciones de Catherine L’Ecuyer, aquí tienes la entrevista íntegra.

Antes de los dos años, cero pantallas

Fuente: aprendemosjuntos.elpais.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *