La transmisión del coronavirus entre los niños en las escuelas infantiles: resultados del estudio

espíritu-carnavalero
Espíritu carnavalero
12 febrero, 2021
actividades-con-pintura para niños
Actividades con pintura en el aula
2 marzo, 2021

La transmisión del coronavirus entre los niños es una de esas cuestiones que han traído de cabeza, durante los primeros meses de incidencia de la enfermedad, tanto a los padres como a los miembros de los servicios sanitarios y la comunidad científica. A continuación, te contamos cómo van evolucionando los conocimientos que se van alcanzando acerca de los riesgos de contagio por COVID-19 en este sector de la población.

Un tema fundamental en las escuelas infantiles

Al principio de la pandemia, adquirieron notoriedad algunas teorías que señalaban que los niños eran potenciales supercontagiadores. Se trataba de una afirmación que no estaba sustentada en estudios científicos. Sin embargo, levantaba suspicacias acerca de la apertura de las escuelas infantiles en el marco de los distintos contextos de restricciones de la movilidad.

La afirmación que señalaba a los niños como potenciales supercontagiadores no se sustentaba en estudios científicos.

En este sentido, nuestro país no ha sido ajeno a este debate. Tras su cierre durante el primer confinamiento duro, se decidió que los colegios reabrirían en las posteriores coyunturas de limitaciones de la movilidad que se han aprobado hasta ahora en España. Las opiniones sobre esta decisión han sido dispares, por lo que vale la pena fijarse en las evidencias acerca de los contagios en estos ámbitos que se van obteniendo.

Las claves del estudio realizado en Francia

Resulta interesante comentar que ya disponemos de un análisis científico sobre la transmisión del coronavirus en las guarderías. Con el objetivo de aportar credibilidad, es preciso aportar los datos técnicos del estudio en cuestión.

El que te presentamos es de origen francés y ha sido publicado en la prestigiosa revista The Lancet Child and Adolescent Health. En él han participado investigadores de distintos ámbitos: Inserm, Departamento de Microbiología y Unidad de Investigación Clínica del Hospital Avicenne, Hospital Jean-Verdier de París y Universidad de la Sorbona.

Por lo que respecta a la población objeto de estudio, estaba relacionada con 22 de las guarderías que estuvieran abiertas durante el estado de alarma que se instauró en el país galo entre el 15 de marzo y 9 de mayo de 2020.

Fueron estudiados, por tanto, 327 niños de entre cinco meses y cuatro años (entre 8 y 56 chicos en cada guardería), 190 empleados de los centros infantiles y 164 trabajadores de hospitales que no habían tenido contacto con los chavales. Los centros estudiados se encontraban en París (dentro de la región con mayor índice de contagios) y zonas menos castigadas, como Normandía y los Alpes.

Las conclusiones de la investigación

La doctora Camille Aupiais, trabajadora del hospital parisino Jean-Verdiet señaló que, con una gran probabilidad, los niños contagiados estudiados mediante este trabajo habían enfermado por contacto con algún familiar al que se había confirmado su positivo. Por consiguiente, se constataba que el hogar era un foco de infección más potente que la escuela.

Por otro lado, catorce niños y catorce empleados dieron positivo por coronavirus en el tiempo durante el que se extendió esta investigación. Se trataba de un 3,7 y 6,8 %, en comparación con los nueve adultos (5 %) del grupo de control que se había determinado, el cual no había tenido contacto con los anteriores.

Además, seis de los catorce niños con resultado positivo no llegaron a experimentar síntomas. Hemos de señalar también que en todas estas guarderías se siguieron estrictamente las medidas de precaución obligatorias. Nos referimos, entre otras, a la distancia social en las aulas, la desinfección de los espacios y la utilización de las mascarillas.

Aunque te hemos resumido un estudio que no es definitivo, en el mismo se aportan pruebas acerca de que la transmisión del coronavirus entre los niños no se expande especialmente entre los que acuden a las guarderías. De hecho, estos espacios pueden funcionar como útiles cortafuegos a la hora de reducir los contagios en el hogar.

Fuente 1 | Fuente 2 | Fuente 3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *