Estimulación temprana del bebé: cómo estimularlo y reforzar vínculo

actividades-con-pintura para niños
Actividades con pintura en el aula
2 marzo, 2021
nace bebe con anticuerpos de covid
¿Sabías que nació un bebé con anticuerpos de Covid de una madre vacunada?
22 marzo, 2021
Mostrar todo
estimulación temprana del bebé

¿Conoces ya todas las ventajas derivadas de una estimulación temprana del bebé? Queremos que seas consciente de que se trata de un aspecto fundamental no solo para un correcto desarrollo locomotriz, sino también para reforzar el vínculo ente padres e hijos. Sin embargo, la estimulación en los primeros meses no debe tener como principal objetivo el hacer que tu pequeño sea un superbebé.

La estimulación temprana del bebé en sus primeros meses

Debemos tener en cuenta que cada uno posee un ritmo de desarrollo diferente y respetarlo es clave. Así pues, las actividades orientadas a la estimulación temprana han de estar basadas en aquellos aspectos que un bebé puede alcanzar en cada tramo de edad. Nunca nos debemos anticipar a futuras etapas, pues esto sería contraproducente.

Por ejemplo, no podemos esperar que gatee cuando nosotros pensemos que tiene los meses adecuados para ello. Lo hará cuando su sistema psicomotriz esté preparado. Forzarlo sería un error, pero sí es beneficioso estimularlo ya desde las primeras semanas de vida para que, llegado el momento del gateo, se enfrente a él con todas las garantías. De este modo, podemos realizar ejercicios de estimulación en cada etapa evolutiva durante sus primeros meses.

¿Cómo realizar las sesiones de estimulación temprana?

Para una sesión de estimulación exitosa, es recomendable que elijas esos pequeños momentos en los que el bebé está despierto y receptivo. Creemos firmemente que llevarla a cabo cuando el padre o la madre y el niño estén tranquilos es imprescindible, pues el bebé lo vivirá con alegría e interés y el vínculo ya creado mejorará aún más.

Deberás empezar con sesiones cortas de no más de 5 minutos e ir incrementando el tiempo a medida que el recién nacido crece.

Los ejercicios son diferentes en cada tramo de edad, pero en todas las etapas es aconsejable estimularle tanto con la voz como con nuestro cariño mientras les realizamos suaves ejercicios para mejorar su tono muscular, fuerza y flexibilidad.

Veamos con más detalle qué tipo de ejercicios son recomendables hasta alcanzar los 6 meses de edad.

  • De 0 a 3 meses. El niño deberá estar apoyado sobre una superficie segura y bocarriba para poder realizar los ejercicios de manera suave y controlada. Puedes masajear sus extremidades, coger sus pies y jugar con sus deditos, levantarle las rodillas hasta el pecho, dibujar círculos con sus brazos o estimular su visión moviendo de lado a lado algún juguete de colores brillantes a una distancia aproximada de 30 cm.
  • De 3 a 6 meses. Aparte de ejercitarlo estando bocarriba, ya es posible hacerlo poniéndolo bocabajo también. De este modo, puedes colocarle su peluche favorito a una distancia cercana para que intente alcanzarlo. Si lo prefieres, puedes sentarlo lentamente cogiéndolo por los brazos con firmeza, jugar a dar palmas con sus manitas, etc. Los masajes y actividades para reforzar la movilidad articular en la etapa de 0 a 3 meses los puedes seguir realizando en esta también.

Recuerda que cada bebé es único y evoluciona a un ritmo diferente. Por lo tanto, hemos de tratar de integrar estas actividades en la rutina diaria sin que se trate de una obligación. El objetivo es disfrutar un tiempo de calidad para desarrollar todo el potencial de tu bebé.

En definitiva, en Pizquito queremos dar un enfoque global al desarrollo del niño mediante una adecuada estimulación temprana del bebé. Estos ratos tan placenteros para padres e hijos son fantásticos también para intensificar el vínculo afectivo-emocional tan necesario, pues a los seres humanos nos mueven las emociones y aprendemos a través de ellas. De esta forma, aparte de fomentar su desarrollo motriz, damos los primeros pasos en sus desarrollo emocional.

Fuentes: Ser Padres | criarconsentidocomun

Imagen | Pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *